Jugos de frutas y verduras

Los beneficios de los jugos para la salud

La mejor forma de tomar un alimento es como nos lo ofrece la naturaleza.

Sin embargo, los jugos de frutas y hortalizas no sólo son una excepción sino que son uno de los mejores alimentos para mantener nuestra salud y una fuente de la mejor calidad para aportar materia prima que nos permita recuperarnos durante la enfermedad.

Beneficios de los jugos de frutas y hortalizas

·       Los jugos de frutas y hortalizas o verduras contienen sustancias nutritivas concentradas, por lo que beber solamente un par de vasos de jugos todos los días nos proporciona  muchos de los elementos esenciales para estar sanos y fuertes.

·       Los jugos de frutas y hortalizas ayudan a perder peso de forma natural sin pasar hambre. Estos jugos tienen pocas calorías y casi nada de grasa. No sentirá la ansiedad por comer galletas o dulces.

·       Los jugos proporcionan vitaminas y minerales esenciales y naturales, por lo que son de fácil asimilación; a diferencia de los nutracéuticos (muchos de ellos sintéticos) los jugos de frutas y verduras son asimilados instantáneamente por el organismo.

·       Puesto que nuestro organismo necesita alimentos “vivos” para generar “células vivas”, los jugos de frutas y hortalizas le suministran estos nutrientes “vivos” a su cuerpo mejor que cualquier otro alimento.

·       Cuando comemos hortalizas y frutas frescas, el cuerpo extrae de la fibra en forma líquida lo que necesita y ésta se elimina por el intestino. Al beber zumo de frutas y hortalizas, hemos hecho una predigestión, pero nuestro cuerpo se queda con todos los nutrientes.

·       Los jugos son absolutamente frescos. Es decir, las propiedades nutritivas se pierden en muchas ocasiones al poco tiempo de haberse licuado la fruta u hortaliza. Si nos tomamos un jugo de zanahorias recién licuado no se van a perder sus nutrientes.

·       El jugo que sale de una licuadora no está pasteurizado, es decir, cocinado; por lo que conserva todas las células vitales para la salud. Los jugos de frutas y verduras que se venden en una tienda o supermercado deben pasar por un proceso de pasteurización antes de que puedan ser vendidos. La razón de este proceso de pasteurización es que estas bebidas duren más tiempo.

·       Los jugos naturales son puros, puesto que no contienen aditivos ni conservantes. Por supuesto, si hacemos nuestros licuados de hortalizas o frutas de cultivo orgánico mucho mejor.

·       Concentración de nutrientes. Si usted se toma un vaso de jugo de zanahorias, este contiene el equivalente a cuatro vasos de zanahorias troceadas. Pero además contiene casi el 95% del valor nutritivo de las zanahorias. Mientras que si se come las zanahorias perderá la mayor parte de sus propiedades porque sus propiedades están en la fibra que usted elimina por el intestino. La licuadora separa los nutrientes de la fibra.

·       Los jugos de frutas y hortalizas son la forma más rápida de depurar el organismo o “lavarlo” de las toxinas acumuladas con los años. Por lo que los jugos han sido y son una importantísima herramienta en la medicina natural para corregir las enfermedades.

·       Para las personas con problemas digestivos los jugos y batidos son una excelente solución.

·       Los alimentos frescos como los jugos hacen que su piel se mantenga tersa, el cabello brillante, el aliento fresco.

·       Gracias a la toma de todos estos nutrientes vivos su sistema inmunológico será mucho más fuerte y podrá combatir mejor los gripes o resfriados, incluso puede que desaparezcan.

·       Las  personas con artritis conseguirán que sus articulaciones sean otra vez más flexibles y desaparezcan los dolores.

·       Los dientes tendrán menos caries y sus encías no sangrarán.

·       Los antioxidantes que tomamos de forma natural con los jugos de frutas y verduras no tienen comparación con nada, y neutralizarán de forma natural los radicales libres que nos oxidan.

·       La clorofila, es decir, “la sangre” de las plantas, es otro elemento muy importante para nuestra salud. Se sabe que contribuye a detener el crecimiento de los tumores, en especial en los pulmones, ya que actúa en las glándulas suprarrenales, limpia los nódulos linfáticos, enriquece la sangre y desobstruye las arterias. Cuando nos tomamos un jugo de espinacas o brócolis es como vacunarnos contra muchas enfermedades.

¿Qué son mejores los jugos de frutas o los de hortalizas?

Aunque podemos tomar por igual jugos de frutas o de hortalizas es preferible beber más jugos de hortalizas que de frutas. Por otra parte, consideramos que es mejor comer más frutas que hortalizas. Veamos las razones.

Las hortalizas son más difíciles de digerir cuando se comen enteras. Se descomponen con mayor lentitud que las frutas. Cuando bebemos jugos de verduras, nuestro cuerpo recibe de inmediato el alimento o los nutrientes.

Las hortalizas son como columnas o pilares de nuestra vida, ya que consiguen que los músculos, órganos, tejidos y glándulas se mantengan fuertes y sanos. Esto es así porque las hortalizas son una de las principales fuentes de los minerales que necesitamos. Con los licuados de hortalizas conseguimos de forma inmediata esos minerales.

Por otra parte, las frutas enteras se digieren  con mayor facilidad que las hortalizas y son muy ricas en fibra. Las frutas son más fáciles que comer que las hortalizas. Es fácil poder comerse una par de manzanas al día o un buen puñado de fresas, pero no es tan fácil comerse tres zanahorias crudas.

Además las frutas contienen mucha pectina que ayuda a la digestión y regula el funcionamiento del organismo. La pectina se absorbe mejor si se come la fruta completa.

De modo que aunque cada uno puede tomar los licuados de frutas y hortalizas como más le guste, la recomendación es tomar dos jugos de hortalizas por uno de frutas cada día. Es decir si toma dos de frutas, tome cuatro de hortalizas; si toma uno de frutas, tome dos de hortalizas.

¿Se pueden mezclar los jugos de frutas con los jugos de hortalizas?

Los jugos no se mezclan. La única excepción a esta regla es que las zanahorias y las manzanas las puede usar indistintamente con frutas o verduras.

¿Vale cualquier tipo de combinación en los jugos de frutas o en los de hortalizas?

En los de frutas prácticamente sí. No hay que preocuparse de lo que se eche en la licuadora; sin embargo, con las hortalizas o verduras hay que ser un poco más prudente.

Los zumos de hortalizas se deben mezclar con otros más gustosos y suaves como los de zanahoria y manzana. Tenga en cuenta que si hace un vaso de jugo de espinacas y lechugas probablemente sufra de algún tipo de malestar gástrico transitorio. De modo que en este caso es mejor solo llenar un cuarto del vaso del jugo de la lechuga y las espinacas y el resto de zanahorias. El apio y el pepino es la excepción.

¿Cuál sería la regla general en cuanto a la cantidad a tomar para los jugos de hortalizas?

La regla sería: de un vaso, tomar una cuarta parte de éste con el jugo verde, los otros tres cuartos con zanahorias o manzana. Por otra parte, no tomar más de 120 cm3 de zumo de remolacha o 60 cm3 de zumo de grama por ración.

¿Qué hortalizas puedo usar para hacer un jugo de hortalizas?

Los jugos de hortalizas se consiguen de casi todas las verduras: brócoli, col, lechuga, espinas, acelgas, perejil, apio, remolacha, pepino, brotes, patatas, ajos, cebollas, etc.

¿Qué diferencia hay entre jugos y batidos?

Un batido es una versión líquida de un alimento entero. En este caso se usa una batidora. Para los jugos se usa una licuadora, ya que extrae los zumos vitales de la fibra.

 

Logo Colsanitas Logo SUra Logo Liberty
Logo Colsanitas Logo Mapfre Logo Comeva