Preguntas Frecuentes

Cuando nunca hemos recibido acupuntura, solo imaginar en agujas atravesando la piel, lo primero que podemos sentir es miedo a los pinchazos e incertidumbre ante lo desconocido; lo que nos hará rechazar la idea de someternos a un tratamiento de estas características, sin embargo después de la primera cita, se comprueba que los temores eran infundados; en general se presenta cierto asombro al constatar que la puntura no era lo que se pensaba.

Para qué sirve la Acupuntura?

La acupuntura es muy eficaz cuando está bien indicada, por eso es importante saber si la acupuntura puede ayudarnos en nuestra dolencia, dado que no es una panacea y hay muchas enfermedades en las que no resulta tan útil.

Porqué huele raro el consultorio de acupuntura?

Una vez entramos en el consultorio, el médico acupunturista, nos realizará la historia clínica, no esperemos ver cortinas rojas ni dragones pintados, tampoco busquemos kimonos, pero es posible que haya un olor particular, es producto de la moxibustión, que es un procedimiento donde se usa una planta medicinal china, que al encenderse produce mas calor que el común de las plantas y que se utiliza en acupuntura para tratar algunas condiciones especiales.

Cómo es una consulta de acupuntura?

La historia clínica en acupuntura es larga y detallada. Además de hablar de su dolencia concreta, el médico-acupunturista mediante el interrogatorio, revisará todas las funciones generales de su cuerpo. Así que no se extrañe si le pregunta sobre si se enfrían las manos o los pies, si suda en las noches, su color de preferencia, el clima que peor le sienta o el sabor que más le gusta. El sabrá interpretar sus respuestas para valorar el estado actual de su salud.

Así mismo revisará con usted sus hábitos de dieta, de vida, sus horarios, la historia de sus enfermedades y las de su familia. Tomará nota de la medicación que está tomando y le aconsejará sobre ella como si fuera su médico de cabecera. Después del interrogatorio le ubicaran en un cubículo donde deberá despojarse de sus accesorios y celular, para descansar sobre una camilla. Su médico acupunturista le hará una exploración general, se detendrá en la palpación de la espalda y el abdomen o puede emplear largo rato en tomarle los pulsos en diversas partes del cuerpo o pedirle que le muestre la lengua; también puede detenerse en la observación de la piel y la forma y estructura de sus manos y pies. Tras la exploración el médico-acupunturista le informará de las expectativas del tratamiento, de cuánto tiempo y qué frecuencia deben realizarse las sesiones y las posibilidades de curación o mejoría que existen. También le aconsejará si debe hacer algún cambio en sus hábitos para ayudarse en su problema, como dieta, ejercicios, etc.

A continuación, se le realizará la primera sesión de acupuntura. Una aguja de acupuntura es mucho más delgada y maciza que una aguja de jeringa, no introduce ninguna sustancia, es flexible como un pelo y tiene la punta en forma de cono, por lo que no rasga las los tejido cuando las atraviesa. Suele ser de acero inoxidable con mango de cobre, acero o plata. En la consulta de la Organización se utilizan desechables, con los máximos estándares requeridos por INVIMA.

Antes de la Punción, es conveniente soltar los músculos, respirar unas 3 veces de manera profunda y disponerse para estar lo mas relajado posible, con la atención puesta en el cuerpo. Es necesario hacer un esfuerzo por no dejar divagar la mente en los problemas pendientes o en situaciones que generen tensión. La propuesta es regalarse unos minutos de paz.

Se utilizan agujas desechables cada vez y el procedimiento de puntura se realiza con un aplicador, que disminuye la posibilidad de generar sensaciones desagradables. En la mayoría de los puntos, especialmente del abdomen y la espalda, no hay sensaciones desagradables; en algunos puntos de las manos y los pies, cuando la aguja llega al sitio requerido, se produce una sensación de electricidad, calambre, distensión o calor, que cede de manera instantánea; es lo que los chinos llaman "la llegada del chi" a veces se siente a lo largo del brazo o pierna.

Cuanto dura una sesión de acupuntura?

La sesión dura entre 20 y 30 minutos, tiempo en el que las agujas estarán puestas en el cuerpo, algunas veces puede sentirse como agua tibia sobre la piel u otras sensaciones. Pasar este tiempo tumbado en una camilla en reposo, como si estuviera tomando el sol en la playa, con música ambiental no es ninguna mala experiencia. Es probable que su médico aproveche para enseñarle algún ejercicio de relajación y que de vez en cuando estimule las agujas con la mano, moviéndolas o mediante una pequeña estimulación eléctrica. Cuando la aguja es retirada de la piel, no deja ninguna marca y a los pocos minutos ni usted mismo sabrá dónde se la pusieron.

Que pasa mientras tengo las agujas puestas?

Durante la sesión es conveniente que apague su teléfono celular para que pueda relajarse de mejor manera y para evitar que mientras las agujas estén puestas, su cuerpo reciba la influencia de las ondas enviadas o recibidas por el teléfono, ya que estas, actúan como antenas de recepción de ondas.

Es normal sentir cansancio luego de la sesión de acupuntura?

Luego de la sesión, podrá sentirse mas relajado que de costumbre y podrá tener una noche con sueño más profundo. En ocasiones especiales, podrá notar que orina más o que las deposiciones son mas abundantes.

Bien pues, su primer día de consulta de acupuntura ha terminado. Espero que esté de acuerdo conmigo en que sus temores eran infundados. Por fortuna, la acupuntura hoy ha dejado de ser algo misterioso para convertirse en una ciencia joven, a pesar de su milenaria tradición, al servicio de su salud.

 

 

Logo Colsanitas Logo SUra Logo Liberty
Logo Colsanitas Logo Mapfre Logo Comeva