Los hábitos

El hábito es cualquier comportamiento repetido regularmente, que no requiere raciocinio y es aprendido.

Nadie nace con ellos, se adquieren, no suceden sin ser ocasionados. Cada persona suele moldear continuamente su forma de ser y de actuar, de acuerdo a las influencias que recibe del medio que la rodea; en la casa, en la escuela, en el trabajo, con los amigos, con todo esto vamos construyendo nuestra identidad, estilo de vida, y construimos así nuestro sistema de creencias y valores, el cual define la actitud que tendremos ante la vida y el rol que ocuparemos en la sociedad, mismo que estará presente en toda situación o actividad y puede ser modificado por las exigencias del medio.

Los valores, ideas, sentimientos y experiencias significativas definen los hábitos de cada persona. Por tanto los hábitos se crean, no se obtienen por herencia, se pueden volver necesidades y nos llevan a realizar acciones automatizadas.

En referencia a nuestro peso corporal, está determinado por nuestros hábitos nutricionales, nuestros hábitos de actividad física y por cómo se comporta nuestro metabolismo en los últimos meses o años.

Esto dice que si introducimos cambios permanentes en los hábitos alimenticios y de actividad física, podremos lograr cambios en el peso corporal de manera también permanente.

Una dieta es un cambio temporal en nuestros hábitos alimenticios, que generará cambios también temporales en nuestro cuerpo y en nuestra condición física, de tal manera que no garantiza que los cambios en nuestro peso puedan ser duraderos en el mediano plazo.

Cuando pensamos en cambiar costumbres, nos genera incomodidad por variar una rutina conocida y plantearnos un escenario por fuera de nuestra actual zona de confort; pero sin esos cambios no vamos a lograr nuestro objetivo. No existe una manera de variar nuestro peso corporal sin comer diferente y sin hacer ejercicio, que no ponga en riesgo nuestra salud.

Para esto hay que tener una postura abierta, donde los ·yo nunca" o los "yo siempre" son una barrera psicológica que puede generar problemas significativos.

Los cambios normalmente generan ansiedad y es allí donde el uso de la acupuntura y eventualmente de algunos medicamentos homeopáticos tiene su mayor importancia. No se usa acupuntura para que la persona siga comiendo igual y baje de peso, se usa para controlar la ansiedad que generan los cambios en los hábitos y regular las condiciones metabólicas que están detrás del sobrepeso. Pero es indiscutible que es necesario cambiar hábitos porque un día ya no usaremos acupuntura y como nuestras costumbres habrán cambiado, no recuperaremos el peso perdido.

Existen algunas estrategias que podemos utilizar para introducir nuevos hábitos:

1.   Hacer consciente el hábito que se quiere cambiar.

2.   Introducir el nuevo comportamiento de manera racional en nuestra cotidianidad y repetirlo frecuentemente.

3.   Alejarnos de las situaciones o personas que nos asocian con el hábito que queremos suprimir.

4.   Asociar con una sensación agradable o una emoción placentera el hábito que queremos introducir

5.   Asociar con una sensación desagradable o una emoción desagradable al hábito que queremos abandonar.

Tengamos en cuenta que para que un nuevo comportamiento se instaure en nuestros hábitos, debemos repetirlo por lo menos 6 meses antes de considerarlo un hábito

 

 

Logo Colsanitas Logo SUra Logo Liberty
Logo Colsanitas Logo Mapfre Logo Comeva