La Fibromialgia

 
El dolor en diferentes sitios del cuerpo, que se extiende en el tiempo y que es resistente a los tratamientos convencionales ha ido adquiriendo cada vez mayor importancia en la consulta médica actual, hasta convertirse en un problema de salud pública de primer orden. Este tipo de desorden se denomina fibromialgia y fatiga crónica, aunque las cifras no son precisas porque son patologías en las que el diagnóstico es difícil o se hace con retraso respecto a la aparición de los primeros síntomas.
Se trata de una situación que dura mucho tiempo, caracterizada por dolor músculo-esquelético generalizado y un aumento de sensibilidad a la presión en determinados puntos del cuerpo. Este dolor se localiza sobre todo en zonas musculares, sin que exista un daño aparente, y el paciente presenta gran sensibilidad a cualquier contacto o cambio de temperatura.

La fibromialgia se asocia con otros problemas como el insomnio o el sueño no reparador, la rigidez de las articulaciones en las primeras horas del día, la sensación de agotamiento, episodios depresivos o de gran ansiedad, dolor de cabeza, alteraciones en la digestión, dolor abdominal difuso, calambres musculares y alteraciones en la percepción del cuerpo.
La fibromialgia es la tercera enfermedad reumatológica diagnosticada con mayor frecuencia, después de la osteoartritis y de la artritis reumatoide. Es más frecuente en la mujer, de tal manera que se diagnostica en un varón por cada ocho mujeres. La media de edad en la que predomina su diagnóstico se sitúa en torno a los 40-49 años, aunque los primeros síntomas pueden aparecer entre los 20 y los 40 años.
Esta enfermedad puede asociarse a otras patologías de carácter crónico como  la artritis reumatoide, el lupus eritematoso sistémico, la osteoartritis  y el Síndrome de Sjögren.
En el año 1992 la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció la fibromialgia como una enfermedad reumatológica.
Actualmente no se ha estandarizado un tratamiento efectivo contra este tipo de manifestaciones por parte de la medicina convencional. De hecho, se ha planteado que cuantos más medicamentos tome el paciente, peor será el pronóstico. Esto es debido a que muchos fármacos contienen compuestos químicos que tienen efectos secundarios que empeoran la salud de un alto porcentaje de pacientes.
Con relación al tratamiento de la fibromialgia habrá que tener en cuenta varios puntos:
  • El tratamiento de la fibromialgia precisa un enfoque multidisciplinar, es decir, precisa la colaboración de varios especialistas.
  • El objetivo final del tratamiento consiste en mejorar la asistencia del paciente con fibromialgia: realizar un diagnóstico precoz, con un inicio terapéutico temprano y evitando prueba diagnósticas innecesarias, así como fomentar el acceso desde el sistema sanitario a los tratamientos de Psicoterapia y actividades físicas.
  • En general, la combinación del tratamiento con acupuntura, medicamentos homeopáticos con un programa de ejercicios, se asocia a mejores resultados que el ejercicio de forma  aislada.

Medicina de Oriente, el sitio de la acupuntura en Bogotá

Calle 106 49 - 15 Teléfonos: 6354399 - 3156749493

 

Logo Colsanitas Logo SUra Logo Liberty
Logo Colsanitas Logo Mapfre Logo Comeva